Club Ibérico de Módulos H0

IV Encuentro de Módulos Alfoz de Quintanadueñas – Crónica

Texto y fotos: Emilio Sarabia
Maquetación y adaptación fotográfica: Webmaster

Introducción y montaje del circuito

Un año más volvimos a Quintanadueñas, una pequeña localidad cercana a Burgos, y que tiene un sabor muy especial para los que conformamos el CIMH0: aquí es donde se labró el nacimiento del Club, y volver a este lugar año tras año es muy emotivo para nosotros.

En esta ocasión adelantamos la fecha del encuentro una semana y, si bien pudimos asistir alguno menos que en años anteriores, la no coincidencia con fiestas y otros eventos de la capital nos permitió contar con más afluencia de público.

Comenzamos el montaje del circuito el jueves 14 tras la comida, sobre las 15:30 horas. Teníamos que darnos prisa en montar todos los módulos, ya que había que intentar tener todo listo para el viernes a las 13:00 horas puesto que teníamos prevista una visita muy especial: los niños del colegio situado junto al Polideportivo Municipal de Quintanadueñas. Los participantes fueron llegando durante la tarde del jueves mientras el montaje de módulos avanzaba a buen ritmo.

Pasada la media tarde, comenzamos a unir conjuntos de módulos y a realizar los ajustes necesarios como la altura del carril al suelo, que la unión entre módulos permitiera el paso de los trenes sin problemas, etc.

Ilustración 1: comenzando a montar algunos módulos

Poco antes de la hora de cenar ya teníamos gran parte del circuito montado y ajustado a falta de lo que aportaría algún participante que llegaba el viernes por la mañana. Por ello, decidimos descansar y volver pronto al día siguiente.

Ajustes, pruebas y una visita muy especial

A la mañana siguiente tocaba terminar el montaje de algún módulo y realizar los últimos ajustes de unión entre los conjuntos modulares participantes en el Encuentro.

Tras ello, colocamos los primeros trenes sobre las vías del circuito, trenes que comenzamos a hacer rodar para comprobar el correcto funcionamiento de la red LocoNet, distribuida a lo largo de todo el circuito, los mandos de control de las estaciones y que el rodaje de los trenes por todo el circuito fuera correcto y sin inconvenientes.

Asimismo, también colocamos vallas, sillas y cintas para cercar el circuito; además de las telas para cubrir los entresijos (cables, conexiones, etc.) existentes a lo largo de toda la maqueta.

Mientras realizábamos las primeras pruebas llegó una visita muy especial, que si bien esperábamos a la hora de abrir, se adelantó y nos pilló por sorpresa: los primeros niños del colegio comenzaron a entrar en el polideportivo. Ante la sorpresa, y como teníamos ya algunos trenes sobre las vías, varios miembros del club atendimos a los primeros grupos de niños, disfrutando de su ilusión, preguntas y curiosidad.

Las visitas fueron sucediéndose mientras concluíamos las últimas pruebas y las circulaciones comenzaban a su hora.

Sin duda, fue un momento especial: circulaciones, preguntas de niños y profesores que escuchamos con atención y devoción, pequeñas travesuras y muchas sonrisas y risas.

Ilustración 2: mercante con locomotora Mikado esperando en Cotos

Y el resto del fin de semana…mucha gente, ilusión y satisfacción

Tras el descanso para comer, comenzábamos la primera sesión de circulaciones. Vapor, diésel … trenes de otras épocas circulaban por las vías de una maqueta, que contaba con 69 metros de módulos construidos con mimo y pasión por los componentes del Club que se pudieron acercar a Quintanadueñas.

Las horas fueron pasando. Concluía una sesión, descanso y avituallamiento para reponer fuerzas mientras las risas y la amistad de los miembros del Club ambientaba las zonas (una terraza, un restaurante, el hostal, etc.) donde estábamos durante esos descansos.

Y este año sí: pudimos contar con la presencia de mucha gente. Así, mientras los trenes circulaban y las sesiones pasaban, lo cual aprovechábamos para cambiar varios convoyes y tener más variedad de circulaciones, la gente iba observando detalles, preguntándonos curiosidades, sacando fotos, etc.

Muchos de los que se acercaron a vernos repetían visita, otros llegaron acompañando a los niños que nos habían visitado el viernes; y todos disfrutaron de nuestra atención y nosotros de su curiosidad e ilusión.

Ilustración 3: contenedores y mercantes ibéricos en el Transbordador/Puerto Seco listos para salir

Ilustración 4: una cueva en Tatona

La Maqueta (circuito)

Si bien el circuito de este año era más sencillo que el de otros encuentros, su diseño nos permitió disponer de un recorrido para viajeros, entre Orduña y Cotos, y de varios circuitos en función de la estación de origen/final, para mercantes:

Ilustración 5: Circuito con detalle vías en estaciones

De esta forma, y como se puede en ver el gráfico de la malla (gran trabajo en la realización del horario y la malla), tuvimos circulaciones entre diferentes puntos de inicio/fin, como por ejemplo:

• Orduña – Cotos – Orduña
• A.Montaña – Transbordador – Orduña – Transbordador – A.Montaña
• Transbordador – Orduña – Transbordador
• Cotos – Orduña – Transbordador – Orduña – Cotos
• Tatona – Orduña – Cotos – Orduña – Tatona
• Transbordador – A.Montaña – Orduña – Transbordador – Orduña
• Cerros Verdes – Alcabrichel – Transbordador

Malla de circulaciones

Circulaciones

Al igual que en la edición anterior, todos los trenes tenían horario, tanto los de viajeros como los mercantes; horarios que se cumplieron sin mayores problemas para nuestro disfrute y el del público que se acercó a visitarnos.

Aprovechamos cada una de las sesiones que hicimos, cuatro en total, para realizar algún cambio de composición con el fin de hacer más atractivas y variadas las circulaciones. De esta forma, disfrutamos de trenes de diferentes épocas y procedencias (españoles y portugueses principalmente, aunque hubo hueco para ver trenes americanos, alemanes, etc.), con distintas tracciones (vapor, diésel y eléctrica) e incluso turísticos como el Tren de la Fresa.

Ilustración 6: esperando para salir en Cotos

Ilustración 7: el Tren de la Fresa en Orduña

Ilustración 8: mercante circulando hacia Cotos

Ilustración 9: tren con balasto en Tatona

Ilustración 10: saliendo del túnel

Y para finalizar…

…agradecer que, un año más, y ya van cuatro, la gente de Quintanadueñas, esa pequeña población situada cerca de Burgos que nos vio nacer, nos ha permitido organizar y disfrutar de un nuevo y excelente Encuentro, donde hemos disfrutado de la ilusión y curiosidad del público, y compartido, los que nos hemos acercado hasta dicha localidad, de nuestra amistad, pasión, ilusión y trabajo.

Os esperamos en las siguientes citas, que llevamos preparando durante unos días, en Mérida, del 26 al 28 de Octubre; y Madrid, 30 de noviembre y 1 – 2 de diciembre.

Amistad y Trenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies